11/8/17

NOVEDAD EDITORIAL: ¡Santo Internet! –para investigar: busco, evalúo, cito y divulgo–





A D V E R T E N C I A:
Antes de invocar los buenos oficios de ¡SANTO INTERNET! se sugiere tomar en cuenta las siguientes interrogantes:
¿Cuál es mi punto de partida; es decir, mi tema? ¿Dónde estoy situado en este momento, tratándose del proceso investigativo?
¿Por qué llevaré a cabo esta investigación? ¿Cuánto requiero saber para avanzar y no retroceder ni perderme en el camino? ¿Quién me acompañará en este proceso? ¿Cuándo tengo que mostrar avances?
[Consúltense estas interrogantes con regularidad y en cualquier momento]
¿Preparados? si es así… ¡En sus marcas! ¡Listos!... ¡Comenzamos!

Nota bene: acompáñese este libro con otros llamados “¿Cómo elaborar un trabajo de investigación? –Guía bitácora-”,  “Construyendo Investigaciones” y “Lecciones de Derecho comparado”

“Cuando me preguntan ¿cómo investigo? respondo,  dando un paso a la vez, con mucha pasión y curiosidad para ir tras la búsqueda del conocimiento; todo ello acompañados de las TIC”
Dra. Bárbara Cabrera

PRESENTACIÓN
En Internet coexisten millones de páginas repletas de datos e información que circundan el ciberespacio, así como incontables mensajes públicos publicados en blogs, redes sociales y foros de discusión con todo tipo de referencias; de esta manera, la expresión “encontrar una aguja en un pajar” cobra vigencia para aquellos que por primera vez se enfrentan a este desafío.
Debo decir que en la red de redes es posible localizar información valiosa y relevante para desarrollar una investigación en cualquiera de sus producciones y manifestaciones; el arte está en desplegar la habilidad de eliminar el ruido y la angustia de la información. ¿Cómo lograrlo? para eso tienes en tus manos ¡Santo Internet!
Navegar en Internet es una labor que conlleva desarrollar determinadas destrezas, las cuales se optimizan con conocimiento y práctica, no es una cuestión llevada a cabo por generación espontánea.
Una de estas habilidades consiste precisamente en hacer uso responsable de la red, para a partir de ahí llevar a cabo las actividades diarias; de ahí la relevancia de dar a conocer 10 puntos que deben tomarse en cuenta al momento de utilizar esta tecnología sea en la cotidianeidad; o bien, extendiéndose al proceso investigativo, punto central del libro que tienes en tus manos.
Dichas recomendaciones, han sido desarrolladas por especialistas en seguridad informática del Laboratorio ESET Latinoamérica,  y se presentan en forma de decálogo, veamos:
1.      Evitar los enlaces sospechosos.
2.      No acceder a sitios Web de dudosa reputación.
3.      Actualizar el sistema operativo y aplicaciones.
4.      Descargar aplicaciones desde sitios Web oficiales.
5.      Utilizar tecnologías de seguridad [antivirus, firewall y antispam].
6.      Evitar el ingreso de datos personales en formularios dudosos.
7.      Tener precaución con los resultados arrojados por buscadores Web.
8.      Evitar la ejecución de archivos sospechosos.
9.      Aceptar sólo contactos conocidos.
10.  Utilizar contraseñas fuertes.
Siguiendo las recomendaciones anteriores, transitar por el ciberespacio será una actividad que te permitirá optimizar tus objetivos y lo harás sin riesgo; así que nada de miedo ¡anímate a desterrar la fobia a la tecnología! ¡Utilízala a tu favor!
Ahora bien, antes de iniciar esta aventura y hacer de Internet una herramienta poderosa, toma nota de lo siguiente:
·        Una premisa básica: Existe alta probabilidad de que la información deseada esté disponible en Internet.
·        La excepción a la regla es que no todo el mundo publica toda la información en la red.
·        Es importante advertir que no todos tienen acceso a Internet y algún porcentaje que teniendo la posibilidad de estar, opta por no hacerlo.
·        Debido a que Internet es un servicio global, no te extrañe encontrar datos e informaciones en otros idiomas.
·        Aunque se dice que “todo lo que puedas soñar existe en Internet” no pidas imposibles, mejor úsalo de manera inteligente.
·        Mantén la mente abierta y dispuesta para filtrar/evaluar la información encontrada.
Y finalmente y no por ello menos importante ¡no te desesperes! ¡No desistas al primer tropiezo!
La autora
A un tweet de distancia
 @BarbaraCabrera


PRÓLOGO
Clara Luz Álvarez
[Doctora en Derecho, profesora de la Universidad Panamericana y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (nivel II); calvarezg@up.edu.mx, claraluzalvarez@gmail.com, @claraluzalvarez y http://claraluzalvarez.org/]

¡Santo Internet! de @BarbaraCabrera es una obra que acompaña a su lector como si se estuviera en un paseo donde ella comparte el conocimiento para realizar una investigación en la Era Digital. En este paseo la autora explica de manera sencilla y clara los retos que se tienen en el ciberespacio con tanta información y de tan diversa calidad, para enseguida proponer cómo usar las herramientas al alcance de cualquiera con acceso a Internet.
¡Santo Internet! es dinámico porque va explicando paso a paso lo que una persona con inquietud de investigar debe hacer y cómo aprovechar los nuevos recursos en Internet y a través de aplicaciones móviles.
@BarbaraCabrera ilustra con gráficos, diagramas y fotografías para contribuir a que los lectores de ¡Santo Internet! puedan hacer suyo el conocimiento para una investigación profunda y a la vez lo más eficiente posible. Ello se acompaña con diversos ejercicios a lo largo de la obra que apoyan al lector para que pase de la teoría a la práctica.
Debe destacarse que ¡Santo Internet! refiere no sólo a una investigación con recursos digitales sino que también recuerda a sus lectores principios, valores y conceptos básicos de todo investigador como la humildad e integridad intelectual que debe tener quien investiga.
¡Santo Internet! presenta 4 ejes rectores: Buscar, Evaluar, Citar y Divulgar. Buscar –comenta @BarbaraCabrera- debe comenzar por encontrar la pregunta correcta que será fruto de un proceso cognoscitivo. Este punto de partida propuesto en la obra es fundamental para que en lugar de que el investigador se ahogue con el alud de información disponible en internet, pueda aprovechar los motores de búsqueda, las páginas Web especializadas, etcétera.
Atinadamente @BarbaraCabrera recuerda al lector que el “Internet es únicamente un conductor” y que debe evitarse andar como mariposas revoloteando sin rumbo en el ciberespacio. Así que ¡Santo Internet! proporciona información práctica para cualquiera que investigue y quien podrá usar las tablas con ítems con la finalidad de evaluar debidamente la información a la cual se accedió a través de Internet.
La probidad intelectual es fundamental en una investigación como lo refiere @BarbaraCabrera para enseguida mostrar al lector diversas aplicaciones y páginas web que ayudan a citar con base en distintos criterios editoriales. Incluso ¡Santo Internet! presenta una página Web que proporciona la manera de citar un tweet en específico.
@BarbaraCabrera en ¡Santo Internet! nos dice que “(…) en esta Era Digital y de Revolución Tecnológica, es preciso tener otro tipo de mentalidad que transite de una forma tradicional de investigar, a una que posibilite incluir los medios digitales en esa cotidianeidad denominada proceso investigativo”. Y eso se demuestra en su obra cuando, a pesar de los retos que existen para usar como fuentes de información aquella disponible en redes sociales, afirma que cada vez será más necesario reconocer que también es válido usar y por supuesto citarla. A pesar de la inexistencia de una manera única u oficial de citar información en redes sociales, @BarbaraCabrera propone una manera para ello.
“(…) la divulgación no constituye una moda es un mandato de la sociedad, de la justicia y de la ética, para que los generadores de conocimiento seamos capaces de poner esos saberes, al servicio de todos” como lo afirma @BarbaraCabrera en esta obra. Y para divulgar, ella misma señala que se necesita creatividad y destreza, presentando diversas etapas del proceso de divulgación. De éstas, una considero que es clave en la Era Digital: el seguimiento que -como bien lo señala la autora-, implica atender las reacciones del público en forma de preguntas o de compartir la publicación, por ejemplo.
¡Santo Internet! presenta las herramientas diversas de la Era Digital para la divulgación. Y debe decirse que @BarbaraCabrera con esta obra y las demás que ha escrito, deben convertirse en estudio obligado para la enseñanza de la metodología de la investigación en el siglo XXI. Mis felicitaciones a @BarbaraCabrera por ¡Santo Internet! que no sólo aporta información útil y práctica, sino que lo hace de una manera para que el lector lo disfrute.

CONTENIDO
Advertencia
I. Presentación
II. Prólogo
Eje rector 1 “BUSCO”
1.1 Capacidad indagatoria en el proceso de investigación
1.2 La búsqueda en Internet
1.3 San Google y otros buscadores
1.4 Páginas Web para las pesquisas
Eje rector 2 “EVALÚO”
2.1 Trascendencia de analizar la información encontrada
2.2 Etapas idóneas de esa evaluación
2.3 Guía para evaluar la información: teoría y praxis
Eje rector 3 “CITO”
3.1 Cuando es oportuno citar
3.2 ISO 690-2
3.3 Citación de las Redes Sociales en la investigación
3.4 APPs, páginas Web para generar citas y gestores bibliográficos
Eje rector 4 “DIVULGO”
4.1 El ABC de la divulgación
4.2 El proceso de divulgación
4.3 Formas de difusión de las actividades derivadas del proceso investigativo
4.4 El papel de los divulgadores
III. Para saber más
IV. Fuentes de investigación y consulta

Pedidos e informes: paideiamx@gmail.com o al WhatsApp +52 1 33 1071 1434